Como se hace...un rainbow cake o pastel arcoiris



Ya había hecho un pastel aroiris pero aunque quedó muy bonito no acabó de gustarme el sabor, ya que era demasiado dulce. 
Buscando por internet encontré una receta que pensé que seria la ideal, no llevaba mucho azúcar y llevaba buttermilk (que para mi, da un gusto buenísimo y aumenta la esponjosidad de los bizcochos).Esta receta la tomé del blog las recetitas de Mirasens, con una pequeña variación en la cobertura, no quería añadirle mantequilla y la sustituí por mascarpone.


Ingredientes para el bizcocho

270 gr de harina 
30 gr de Maizena o harina de maiz 
1 cucharada de levadura en polvo 
1/2 cucharadita de sal 
300 ml de buttermilk* (en Lidl lo podéis encontrar)
4 claras de huevo (en Mercadona las venden preparadas) 
225 gr de azúcar 
125 gr de mantequilla 
Extracto de vainilla
100 gr de chocolate blanco fundido 
Para teñir el bizcocho: colorante rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta (abstenerse de utilizar los líquidos) 

*(Si no encontráis buttermilk podéis hacerlo casero, añadiendo una cucharada de vinagre o zumo de limón a 300 ml de leche.)




Ingredientes para el relleno y cobertura 

250 gr queso mascarpone
250 gr queso crema 
160 gr azucar glass 
200 gr nata montada 


Como se hace el bizcocho: 


Los ingredientes, siempre tienen que estar a temperatura ambiente.

1. Se prepara el buttermilk añadiendo el vinagre a la leche y se deja reposar sin mover durante unos 15 minutos.Batir el buttermilk, con las claras y el extracto de vainilla (ingredientes húmedos)


2. Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta obtener una masa esponjosa. 

3. Se funde el chocolate blanco en el microondas y añadirlo. 

4. Tamizamos las harinas, levadura y sal (los ingredientes secos)

5. Incorporamos a la masa de azúcar y mantequilla los ingredientes secos y los húmedos. Primero añadiremos la mitad de los secos (las harinas) y cuándo se haya mezclado bien añadiremos la mitad de los ingredientes húmedos (buttermilk con claras) y así iremos alternando. 

6. Todos los bizcochos tienen que ser iguales o  muy parecidos, así que separamos 
la masa en 6 recipientes y la pesamos . Una vez dividida la masa, hay que añadir el colorante a cada una.
Al no tener yema de huevo el bizcocho sale muy blanquito, por lo que con poco tinte conseguimos enseguida el color deseado.

Utilicé un molde de 15 cm. Si los vuestros son más grandes o más pequeños adaptar las cantidades en la proporción que queráis. Los bizcochos son finitos pero son 6 capas, así que finalmente pastel quedará bastante alto.  

7. Hornear cada bizcocho a 170 grados (siempre con el horno precalentado). 

Como son bastante finos con 15 minutos de horneado (más o menos) bastará. Como siempre controlad si están hechos metiendo un palillo y comprobando que sale limpio. 


Como se hace el relleno: 

1. Mezclar el queso (a temperatura ambiente) y el azúcar glass, mejor con batidora profesional o varillas para que no queden grumos. 
2. Mezclar con la nata ya montada mediante movimientos envolventes para que la nata no baje. 

Con los bizcochos fríos y desmoldados ya podemos empezar a montar el pastel, poniendo una capa de bizcocho, una capa de relleno, otra de bizcocho y así hasta terminar poniendo lo que os quede de relleno por encima para hacer la cobertura. 

Para decorarlo utilicé toppings de bolitas de colores, confeti y gominolas.



Espero que os guste, a los niños (y los padres) que se lo comieron les encantó.


Image and video hosting by TinyPic

Comentarios

Entradas más vistas